🥣SOPA INDIA DE LENTEJAS CON HOJAS VERDES🥣🥣

El aroma de esta sopa evoca a la India y a los templos sijs donde se ofrece comida cada día. ¿Viajamos?

🥄Ingredientes para 4 personas:
Para el chana dhal de lentejas:

-400 g de lentejas rojas
-Semillas de cilantro, fenogreco, mostaza y comino
-Cúrcuma en polvo
-Chile en polvo
-Pimienta negra recién molida
-Comino en polvo
-Masala en polvo
-1 cucharadita de manteca de coco (o aceite de oliva)
-Sal al gusto
-Mezcla de hojas verdes al gusto para acompañar

🥄Preparación 50 minutos
1- Pon abundante agua a hervir. Vierte las lentejas, previamente lavadas, y deja que arranque. Cuando empiece a sacar espuma, baja el fuego y hierve 5 minutos. Cuela y lava bien las lentejas (a esto, en la India, se le conoce como purificar las legumbres).

2- En la misma olla, seca, añade la manteca de coco (o el aceite de oliva) y «fríe» todas las semillas hasta que empiecen a abrirse tipo palomitas.
3- Añade las lentejas, las especias en polvo y mezcla bien. Cubre con agua mineral, lleva a ebullición y baja el fuego.
4- Cocina con tapa un mínimo de 45 minutos (aunque puedes cocinarlas hasta 4 horas: cuanta más cocción, más sabor). Si vieras que se reduce demasiado el agua, ve añadiendo poco a poco para que no quede sin.
5- Pon a punto de sal.
6- Para emplatar, sirve la sopa en un bol cubierta de hojas verdes.

Fuente: CUERPOMENTE

🥑RECETA «TOSTADA» DE BONIATO CON AGUACATE🥑

Una forma muy sencilla y deliciosa de tomar aguacate es servirlo encima de boniato al horno. El boniato al horno nos sirve como “tostada”, como también lo puede hacer la patata, pero con una untuosidad y un sabor diferente.

Ingredientes:

-1 boniato mediano asado
-1 aguacate maduro
-1 cucharada de aceite de linaza
-1 puñadito de brotes de brócoli o cebolla
-1 cucharada de zumo de limón
pimienta (o, si lo prefieres, chile en escamas)
sal

🥄Preparación:

1-Podemos tener el boniato asado del horno o también hacerlo al vapor en el microondas, que puede tardar unos 15 minutos.
2-Una vez asado o hecho al vapor, lo partimos por la mitad y, si está frío, calentamos levemente en la sartén con la cara cortada hacia abajo.
3-El aguacate lo cortamos, deshuesamos y pelamos, lo partimos en cuatro y ponemos los trozos en un bol. Lo machamos bien y le añadimos el aceite, el limón, sal y pimienta.
4-Ponemos el boniato en un plato y untamos el aguacate.
5- Decoramos con los brotes.

Fuente: Revista Cuerpo Mente.

Ramen de verduras.


La sopa ramen es un plato originario de Japón delicioso. Puede ser plato único, imaginaos lo contundente que es.
Verduras frescas, tofu blando y sedoso y un caldo casero, combinación perfecta.
.
Es justo lo que necesitamos para calentarnos en estos dias más fríos
.
Ingredientes

Para el caldo de ramen
2 litros de agua
40 gramos de alga kombu
2 setas shiitake deshidratadas
5 dientes de ajo pelados y aplastados
Las partes blancas de dos cebolletas
1 cucharada de chili seco en escamas
De 1 a 3 cucharadas de pasta miso depende de tu gusto
½ cucharadita de sal o al gusto

Para la sopa ramen receta vegetariana

250 gramos de setas frescas cualquier variedad (yo shiitake)
500g de calabacín en rodajas
½ cucharadita de sal
½ cucharadita de pimienta
2 cucharadas de aceite
350 gramos de fideos ramen frescos o 4 paquetes de fideos ramen o de arroz instantáneos
500 gramos de tofu blando escurrido y cortado en cubos
1 zanahoria laminada con pelador
Las partes verdes de dos cebolletas cortadas
.
Preparación

  1. Hidrata el kombu y las setas shiitake deshidratadas 8h.
    Secar el kombu y shiitakes hacer caldo con 2 l de agua una olla grande. Añadir el ajo, las partes blancas de la cebolla y chili en escamas, retirar la olla del fuego, tapar y dejar reposar durante 30 minutos. Pasado este tiempo, escurrir el caldo y desechar los sólidos
    .
  2. Precalentar el horno a 200°C. Colocar las Verduras en una bandeja..
    Salpimentar con ¼ cucharadita, añadir 1 cucharada de aceite y asar de 10 a 15 minutos hasta que estén blandos.
    .
    Mientras tanto llevar a ebullición una olla grande de agua salada. Cocinar los fideos ramen. Los fideos frescos se cocinan en 60-90 segundos y los instantáneos en 5-7 minutos, según las instrucciones del producto
    .
  3. Escurrir los fideos y si utilizas fideos frescos, lavar con abundante agua fría.
  4. Volver a calentar el caldo, retirar del fuego y añadir de 1 a 3 cucharadas de miso, al gusto, y ½ cucharadita de sal si es necesario. Repartir los fideos ramen en 4 bols, verter el caldo encima y decorar con el calabacín, setas, tofu, cebolleta…
  5. Disfrutar.

Mis Recetas Anticancer.

Hummus.

El humus es un emblema de la gastronomía de Oriente Medio. Se conoce su origen con poca exactitud. Hay quien afirma que es un plato de origen egipcio y quien interpreta en el antiguo testamento que los judios lo comen desde tiempos bíblicos. Lo que sí se sabe es que la palabra ‘hummus’ viene del árabe y significa «garbanzo».

Su enorme popularidad ha hecho que existan muchas versiones, estilos y formas de comerlo. En Israel, por ejemplo, es muy común encontrarse el humus clásico como el que se sirve en el restaurante Fayer, pero también humus ‘masabacha’ (los garbanzos permanecen completos), humus de Jerusalén (tiene un ‘topping’ de carne especiada), humus turco (contiene mantequilla) y muchísimas más versiones que tienen ‘toppings’ como setas, ensaladas, encurtidos, vegetales frescos…

Nosotros os proponemos aquí la receta del hummus clásico que se hace en Fayer. Si te sobra, puedes guardarlo, bien tapadito con film, en la nevera durante tres o cuatro días.

Ingredientes para 10 personas

  • 1 k de garbanzos cocidos
  • 200 g de ‘tahina’
  • Zumo de medio limón (si es jugoso, si no un limón entero)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

  1. Dejar los garbanzos hidratando la noche anterior en abundante agua.
  2. Pasado este tiempo, retirar el agua.
  3. Poner los garbanzos en una olla y añadir el bicarbonato de sodio.
  4. Agregar el triple de agua que de garbanzos y cocinar a fuego fuerte hasta que estén muy tiernos o casi rotos.
  5. Poner los garbanzos en el vaso de una batidora, añadir el ajo, la sal, la pimienta y el zumo de limón, y procesar todos los ingredientes hasta que la textura quede súper lisa y homogénea.
  6. Poner la masa resultante en un bol y, con una batidora, incorporar la ‘tahina’ y el aceite de oliva hasta que queden bien integradas. Reservar en frío.
  7. Si es necesario, utilizar un poco de agua de la cocción para obtener la textura deseada.

Si queréis usar garbanzos ya cocinados, nos ahorramos los 4 primeros pasos.

Presentación 

  1. Colocar el humus en forma de volcán, dejando un espacio en el centro donde se pondrá la decoración que nos apetezca. En Fayer suelen rellenarlo con garbanzos, aceite de oliva virgen extra, huevo cocido y, alrededor, perejil picado, almendras, pimentón y ‘zaatar’ (mezcla de especias).
Hummus.

Fuente: El Periódico.

Guacamole.

El guacamole es una salsa clave en la cocina mexicana que se prepara con aguacate o palta, tomate, cilantro picado y cebolleta. Un clásico de los restaurantes mexicanos. Con el auge de esta salsa se están empezando a crear muchas variantes, yo hoy os traigo la receta fácil de guacamole. A partir de aquí ya podéis ir jugando con ella.

Esta salsa tiene bastantes calorías ya que el aguacate tiene unos 15-20 gramos de grasa por cada 100 gramos, de ahí su untuosidad.

Esta receta de guacamole se puede hacer en thermomix, pero creo que es mejor hacerla a mano ya que aplastarla con un tenedor hace que se quede irregular y lo veo mucho mejor.

CONSEJOS PARA HACER LA RECETA DE GUACAMOLE CASERO PERFECTO

  • El punto del aguacate. Necesitamos usar aguacates maduros pero que no estén pasados. Y si están verdes no saldrá nada bien nuestro guacamole mexicano.
  • El cilantro, no abusar. La verdad que el cilantro es una hierba que aporta un sabor y aroma muy buenos pero no hay que abusar de él. Ya que es una hierba que como te pases se come el sabor de cualquier plato.
  • Hazlo en el momento. Si tenemos un mortero de piedra y podemos hacerlo al momento mejor porque tener que evitar que se oxide ya que el aguacate se oxida rápidamente. Si lo dejamos hecho de un día para otro el sabor del aguacate oxidado puede hacer que se estropee nuestro plato.
  • Usa limón o lima para intentar conservarlo más días. Realmente la receta tradicional de guacamole lleva solo 5 ingredientes: Aguacate, cebolleta tierna, chile jalapeño o serrano, sal y cilantro. El limón se usa en muchos sitios para evitar la oxidación del aguacate.
  • No lo tritures. El secreto de un buen guacamole es hacerlo en un buen mortero de piedra, pero claro no todos tenemos un mortero mexicano de piedra por lo que os recomiendo aplastarlo con un tenedor en un bol. Nunca lo tritures con una batidora.
  • Lo tradicional es usar totopos. En España solemos usar nachos de bolsa o doritos en muchos casos que están genial, pero tradicionalmente se usan totopos. Los totopos son tortillas de maíz fritas en forma rectangular para mojar en el guacamole

INGREDIENTES PARA HACER GUACAMOLE CASERO

  • 2 aguacates
  • 1 tomate
  • 1 cebolleta
  • El zumo de una lima
  • Sal
  • Jalapeños
  • Hojas de cilantro (opcional)

PREPARACIÓN DEL GUACAMOLE CASERO

1.- Pelamos los aguacates y los ponemos en un bol. Picamos la cebolleta y el tomate.

hacer guacamole

2.- Aplastamos el aguacate con un tenedor. Añadimos los tomates, la cebolleta y el zumo de lima. Rectificamos de sal. Yo le pongo una especia que tengo que le da un toque picante, pero le podéis poner jalapeños.

Croquetas crujientes de calabacín y queso de cabra.

Estas croquetas crujientes de calabacín y queso de cabra son una receta fácil que nos acompañará en más de una ocasión. Esos días en los que queremos un bocado original y saludable, nada mejor que usar la mejor verdura de temporada combinada con un queso con más calcio. El queso de cabra se ha convertido en un básico en la lista de la compra dadas sus propiedades. Vamos a combinarlo con el calabacín más auténtico con un exterior en el que podemos usar unos cereales crujientes. Atrévete a probar unas deliciosas croquetas crujientes de calabacín y queso de cabra están de vicio.


Ingredientes:
Una cuña de queso de cabra,  un calabacin, una cebolla,  un huevo, pan rayado, perejil, dos huevos y cereales de maiz de desayuno.

                                                                     

Esta receta es mucho más sencilla de lo que parece, solo debemos asegurarnos de que contamos con una materia prima low cost que seguramente tenemos en casa.
Empezaremos a cocinar la base de las croquetas, las verduras que será lo que más tiempo tarde en estar listo.
Pelamos la cebolla y la picamos bien finita para que se integre perfectamente en nuestras croquetas.
Seguimos con el calabacín, usaremos un ejemplar de buen tamaño. Lavamos y rallamos el calabacín, será la forma de que se cocine más rápidamente.
Lo mejor de estas croquetas es que no notaremos la verdura, parecerá perfectamente integrada en este bocado maravilloso.
Sofreímos el calabacín con la cebolla hasta que esté listo, tendremos la base de unas croquetas de excepción.
No vamos a usar bechamel, sino que será el propio queso de cabra el que unirá todo el conjunto.
Lo introducimos desmenuzado para mezclarlo con el calabacín y la cebolla. El queso ya es bastante salado, por lo que no será necesario usar mucha sal.
Incluiremos un par de cucharadas de pan rallado para que tenga la consistencia necesaria. En ese momento, ponemos el ingrediente final.
El huevo servirá de unión de todos los sabores en una croqueta impresionante, lo ponemos y mezclamos todo bien.
Preparamos el rebozado, batimos los dos huevos y los reservamos en un plato, mientras seguimos con los cereales.
Los típicos de maíz de toda la vida los trituramos y los ponemos en un plato a la espera de las croquetas. Pasamos primero por el huevo y después por los cereales.
Freímos con abundante aceite hasta que estén las croquetas doradas, en frío o en caliente tendremos un bocado espectacular.

Receta de Ok diario.