El espíritu siempre te anda bendiciendo.

He visto árboles
tumbados por el viento,
y aun así seguían floreciendo.
He visto flores que sin una gota de agua
se seguían expandiendo sin parar por el desierto.
Créeme si te digo, que aunque no lo creas,
el espíritu siempre te anda bendiciendo.

Arnau de Tera
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: